Chile está ubicado a lo largo de la costa occidental del cono sur de Sudamérica, entre la Cordillera de los Andes y el Océano Pacífico siendo uno de los países más largos del mundo, con 4.300 km de longitud y de ancho con tan sólo 180 km. Posee toda clase de climas existentes en el planeta, salvo el clima tropical. La capital de Chile es Santiago y administrativamente el país está dividido en 15 regiones, numeradas de norte a sur, más la Región Metropolitana en el centro. La lengua oficial de Chile es el español aunque en el área del turismo y negocios se habla inglés. Su moneda, el peso chileno es una de las más estables en Sudamérica. La población constituye una mezcla de europeos e indígenas, cuyas tradiciones aún se perciben en algunas partes del país como en la zona de las poblaciones Mapuches. La religión prevaleciente es el catolicismo, aunque también existe la libertad de culto. La superficie del país es de 756.096 km cuadrados lo cual aumenta al incluir el territorio Antártico Chileno a 1.250.000 km cuadrados. En cuanto a la población, según Censo de 2002 Chile contaba con 16.000.000 de habitantes aproximadamente. Chile es un país algo distinto de los demás países sudamericanos ya que su nivel y estilo de vida tienen muchos puntos en común con los países europeos. Goza de una red de carreteras, transportes, servicios e infrastructura turística que permiten que cualquier viajero se sienta cómodo y seguro aunque siempre teniendo en cuenta los riesgos básicos de viajar por cualquier parte del mundo. Debido a la extensión del país, el turista tiene un amplio abanico de posibilidades. Recorriendo un día los increíbles paisajes del desierto en el Norte y flirteando al día siguiente con los hielos de Antártica.
A lo largo de todo el año Chile ofrece atracciones para los gustos de todos aunque algunos sitios son mejores para visitar en verano y otros en invierno. De esta manera el gran sur, incluyendo Torres del Paine y la Región de los Lagos ofrece su plenitud en verano (de diciembre a marzo) aunque la primavera tardía y el otoño temprano también permiten gozar de las actividades al aire libre y aguas termales. El invierno en cambio, es un verdadero paraíso para los amantes de esquiar especialmente entre los meses de julio y septiembre. El Centro del país con su suave clima mediterráneo atrae a los viajeros durante todo el año siendo la primavera y el otoño una verdadera feria de colores de verdes campos florecientes hasta los rojos, amarillos, naranjos de los viñedos otoñales en la época de la vendimia. El gran hito chileno es sin duda el Desierto de Atacama donde las esporádicas lluvias que caen en el invierno dan origen a una explosión de flores en primavera, fenómeno conocido como "Desierto Florido". La costa norteña se caracteriza por un clima suave, primaveral con la ciudad de Arica que no en vano tiene fama de « La ciudad de la eterna primavera». Mientras más nos adentramos en el interior aumenta la altura y con ella las amplitudes diarias de temperaturas que suben de día y bajan de noche. En el altiplano, la temperatura cae por debajo de los 0 grados C de noche incluso en verano. En esa época, además, ocurre un fenómeno denominado "Invierno Boliviano", con ocasionales tormentas de lluvia y granizo. Finalmente, la Isla de Pascua y el Archipiélago Juan Fernández poseen un clima subtropical de agradables temperaturas, humedad moderada y relativamente poca variación durante el año siendo marzo la mejor época para visitar estas islas.
Chile posee una de las economías más abiertas del mundo, con bajas tarifas aduaneras y fuerte orientación a las exportaciones. Desde hace diez años, Chile ha mantenido un ritmo de crecimiento sostenido y una política económica liberal y abierta al exterior con un fuerte incremento de inversión extranjera y acuerdos comerciales. Desde hace más de 12 años el PGB chileno crece a razón del 7% anual, mientras la inflación desciende de manera sostenible, situándose hoy en poco más de 4% anual. En la actualidad, Chile exporta cerca de 3.500 productos con una importante presencia en mercados internacionales, lo que ha permitido su ingreso a bloques comerciales como APEC y MERCOSUR, y acuerdos bilaterales con la comunidad Europea, México y Canadá. Actualmente se estudia su ingreso al NAFTA, lo que pone al país en vanguardia de los países latinoamericanos. Entre las principales actividades se cuentan la minería, los servicios, la extracción de materias primas, la industria forestal, la pesca y la manufactura y el turismo. Otro rubro destacado y producto de exportación es el vino, que gana adeptos y medallas en todo el mundo. Cepas que ya han desaparecido en el viejo mundo aquí siguen produciendo caldos de extraordinaria calidad a precios moderados.
Hasta la llegada de los españoles, la mitad norte del territorio era parte del imperio Inca. La zona sur estaba dominada por los indios mapuches o araucanos, tribus guerreras, pacificadas recién en 1881 y que hoy habitan en pequeñas reservas. El extremo austral era habitado por indios nómadas y pescadores. Chile fue colonia española desde la Conquista hasta su Independencia, ha mantenido un régimen democrático con muy pocos intervalos, a diferencia de otras repúblicas del continente americano. Grandes inmigraciones, especialmente inglesas, alemanas, italianas y yugoslavas, junto a los españoles en gran medida ya mestizados, dieron origen a la etnia actual.



Mirador 134 - Fono: 56-65-233880 / Fax: 233388 - Casilla 733 / email:reservas@patagoniapuntoorte.cl